jueves, 10 de septiembre de 2015

¡FUERA LA AUTORIDAD!. ¿Hacia donde nos llevan?

Ni más ni menos, quizás no de manera tan explícita, es lo que algunos quieren conseguir. El objetivo es intentar quitar poder a los presidentes, que no tengan potestad ni la última palabra para otorgar trofeos, convertirlos en una mera figura "decorativa" y testimonial . Lo mismo con la figura del veterinario, que no pueda decidir si un toro tiene o no trapío para una plaza, en definitiva, acabar con la autoridad en un festejo taurino, que no haya nadie que vele por la integridad ni por el rigor del mismo.

Esto no lo digo yo, esto lo dijo por ejemplo Cayetano Rivera en twitter :
No quieren que haya nadie que evite el tan ansiado triunfalismo, que cada tarde sea una lluvia de trofeos y una fiesta continua... ¿De verdad va a ser este el futuro de la Tauromaquia?...

1 comentario:

  1. Si pero .... quien permitió ayer en Albacete que saliera una sardina con cuernos (primero de Perera) y que no se tenía en pié pero mantuvo en el ruedo ?

    ResponderEliminar

Banderillas Negras lo conforman Milinko y Alcobendas, por lo que las opiniones de cada uno son independientes y siendo responsable de las mismas aquel que las firma no teniendo necesariamente que estar de acuerdo los administradores entre si.

Los Administradores de este blog se reservan el derecho de no publicar aquellos comentarios que por su contenido no sean respetuosos para con los miembros del Blog y respecto a terceras personas a las que se haga mención. Se evitarán descalificaciones e insultos. Se prohibe utilizar los comentarios como medio publicitario o de promoción de productos y servicios, o para anuncios y divulgaciones con fines lucrativos. No se admiten contenidos contrarios a la ley. El Administrador del Blog, se reserva el derecho de la moderación cuando se incumpla cualquiera de las presentes normas o cuando, a su juicio, la entrada o comentario vulnere de alguna forma la libertad de expresión, el derecho ajeno y/o la ley.

Por otro lado, el blog no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios del mismo, ni de las manifestadas en los blogs incluidos en el blogroll.