domingo, 28 de agosto de 2016

LA PROMESA GALA Y EL TORERO QUE NO SABE MENTIR (PEÑARANDA DE BRACAMONTE 27 AGOSTO)



Plaza de toros de Peñaranda de Bracamonte con más de media plaza en los tendidos en tarde de bochornosa temperatura, por momentos asfixiante. Se han lidiado 6 toros de Valdefresno bien presentados pero vacíos de casta en líneas generales. Destacó la emotividad del tercero y poco más.
Un encierro que ha dado al traste un cartel interesante.

Abrió la tarde Paco Ureña con un tono gris con el capote. En la muleta se colocó en el sitio para sacar dos tandas que nadie veía a base de enganchar al toro y pulsear con gusto. Por la derecha no hubo opción al lncimiento por las embestidas boyanconas del Valdefesno. El descabello se llevó la opción de premio. OVACIÓN.

En el cuarto quiso conectar más con los tendidos ante un auténtico buey. Inició de rodillas su labor pero su tono lánguido no conectó con la grada, que echó pocas cuentas a una labor seria pero sin el alma necesaria para emocionar supliendo la nada que había delante. El de Valdefresno puso todo en contra por su sosería y falta de fuerzas. OREJA. El de Lorca no sabe mentir y fue rescatable su capacidad de pulsear con la zurda.

Juan del Álamo jugó en casa y contó con el apoyo de sus paisanos. El salmantino dio todo en su primero hilvanando una faena muy larga y tediosa que satisfizo al público. OREJA ante una res sosa que nada dijo.

El quinto se dejó más que ninguno en un tono gris. Juan se puso a mostrar ganas ligando pases con su oficio pero sin levantar a nadie de los asientos. El descabello se llevó un triunfo que parecía cantado con la espada. OVACIÓN.

Lo más destacado de la tarde llevó el nombre de un entregado Juan Leal. El francés ligó series de mano baja al encastado tercero llegando arriba con emotividad. El de Valdefresno se fue apagando poco a poco y la labor bajó de intensidad. En las tablas logró el francés pulsear con más mando ligando varios circulares que le valieron UNA OREJA. Lo mejor, las ganas y el comienzo de faena sin mover los pies.

El feo sexto le cogió a portagayola y tardó en recuperar las sensaciones. En la muleta inició con un cambiado arriesgado que fue lo único que duró el Valdefresno. A partir de ahí se vio a un torero entregado, valiente y muy capaz de conectar con los tendidos. Gustó su afán por darlo todo pero la espada se llevó la oreja. SILENCIO.

HORROROSA TARDE DE CALOR CON UN FESTEJO MARCADO POR UN PAUPÉRRIMO ENCIERRO DE VALDEFRESNO. UREÑA NO SABE MENTIR, DEL ÁLAMO SE AFANA Y LEAL GUSTA POR SU VALOR EMOTIVO.

sábado, 27 de agosto de 2016

TOREO DE SALÓN SOLIDARIO A FAVOR DE PABLO


Pablo es un niño de Almendralejo con parálisis cerebral y el toreo como no podía ser de otro modo y mostrando siempre su lado solidario , se une para ayudar al pequeño con una tarde de toreo de salón . La entrada a la plaza de toros será libre y dentro se puede colaborar comprando camisetas etc...

Pablo tiene un claro objetivo, que es el valerse por si mismo el día de mañana. Para ello necesita de un tratamiento de coste muy elevado. Por eso, el mundo del toro quiere aportar su granito de arena y unirse a todas las otras actividades que se llevan realizando para ayudarle... ¡Suerte Pablo!


jueves, 25 de agosto de 2016

¡ QUÉ INJUSTICIA !

Finalmente el cartel de mañana en Bilbao con la corrida de Torrestrella quedará en un mano a mano entre L Simón y Garrido.
La injusticia cometida con Javier Jiménez que era el joven que más sonaba para sustituir a Roca Rey, es de las que hacen época, pues de nada le ha valido abrir la Puerta Grande de Madrid, ni antes lo de Sevilla, ni habérsela jugado en Pamplona .

No quiero ni pensar , como algunos están especulando, que los que llevan pidiendo mucho tiempo la apertura de carteles sean ahora quienes los cierran. Pero ya digo que esto son todo conjeturas y especulaciones de algunos aficionados. Ojalá se aclare todo.

Pero la gota que colma el vaso es la nota de prensa que ha sacado La Plaza de Bilbao, quedando en evidencia, pues si querían respetar la filosofía del cartel, el hombre era Javier Jiménez.

Esto es lo que algunos llaman "apertura de carteles" . Ahora se explican muchas cosas de las malas entradas en Bilbao. Con esos gestores es lógico.




miércoles, 24 de agosto de 2016

SOBRE LA PRESENCIA DE GINÉS MARÍN EN BILBAO


Ayer tarde se anunció que Ginés Marín sería hoy el sustituto en Bilbao del peruano Roca Rey, una sustitución que en teoría debería haber caído bien a todos, pues es lo que llevamos pidiendo hace mucho tiempo, la inclusión de jóvenes emergentes en los carteles.
Pero mi sorpresa fue al ver la reacción en las redes sociales de algunos aficionados, ninguneándole a Ginés Marín ese puesto, tal y como puede leerse por ejemplo en el portal  "Pureza y Emoción" , donde según ellos, su único mérito es ser apoderado por La Fit.

¿Alguien duda que Javier Jiménez merecía haber entrado en ese cartel tras su Puerta Grande en Madrid?, yo no. Pero para decir esto no es necesario arremeter contra un joven como Ginés, torero que el aficionado lleva pidiendo que entre en las ferias junto a otros jóvenes.

Tal y como dijo muy acertadamente Gloria Sánchez, el extremeño acumula méritos suficientes para haber sido anunciado desde un principio, y ahora no tendríamos este debate. Cuando Ginés no fue incluído en los carteles iniciales de Bilbao, nadie sacó a relucir que era apoderado por La Fit.

El caso es quejarse y no estar nunca contentos con nada. El día que los sustitutos sean toreros que llevan años sin acumular méritos para entrar en ciertos carteles, nos acordaremos de Ginés Marín y vendrán los lamentos....

Nota: No soy sospechoso de tener precisamente una relación fluída con el apoderado de Ginés Marín y parte de su entorno.





CURRO DÍAZ EN BANDERILLAS NEGRAS



Hoy tenemos el honor de hablar con el maestro Curro Díaz. Un torero de fino y exquisito toreo que nos habla, a corazón abierto, de sus sentimientos y sus sueños. No tenemos palabras para agradecer al diestro unos momentos inolvidables que nos acercan al corazón de un torero. Gracias a Luis Miguel Parrado por facilitar esta entrevista.

Hablamos con el maestro cuando se encuentra llegando a Linares. En la intimidad de su coche, con el manos libres, mantenemos una conversación inolvidable. 

Maestro, ¿por qué decide ser torero?

Pues es algo que siempre me ha llamado la atención desde que tengo uso de razón. Sobre todo, jugar al toro. Después, ser torero, es algo que empiezas y cuando quieres darte cuenta estoy ahora aquí, hablando contigo.

Cuando decide dar el paso, ¿siempre tuvo claro que la inspiración iba a mandar en su toreo?

No lo sé. Lo que tengo claro es que si yo me hice torero, por lo que yo recuerdo, es porque el toreo me producía unas sensaciones que no me producían otras cosas. Eso es lo que me condujo a torear y a la hora de interpretar el toreo siempre he tenido la libertad de expresarlo como he sentido. 

Torero artista, ¿el artista nace o se hace?

Yo creo que nace, lo que pasa es que con el tiempo va depurando su técnica. 



¿Son compatibles la técnica y el pellizco?

Son compatibles, la técnica para el pellizco. Lo que te comentaba antes, tú te haces y a lo mejor realizas cosas que requieren una base técnica pero que a ti te salen de una manera muy natural que hacen que se produzcan esos momentos de pellizco. Es como la pintura y la escritura, siempre hay una base técnica aunque luego te dejes llevar por la inspiración.

¿Podría definirme qué es la inspiración?

Es como un soplo que te hace sentir bien y creo que, cuando tú te sientes bien, también produces felicidad a todo el que está alrededor tuyo. 

¿En un mundo tan acelerado queda lugar para los artistas?

Creo que es necesario. En un mundo tan acelerado, como tú bien dices, hace falta tiempo para el deleite y para el disfrute. 

Cerca de 20 años de alternativa, con lógicos altibajos. ¿Cree que a los artistas se les perdona menos los altibajos?

Yo creo que son necesarios. En mi caso ha habido altibajos que me he producido yo y otros que me ha producido el toro. El altibajo último que he tenido ha sido por una cornada. Esos altibajos te hacen crecer primero como hombre y luego, lógicamente, como torero. Una carrera ascendente siempre , resulta, muchas veces, hasta aburrida. No son agradables pero sirven para crecer.

¿Qué se aprende con ellos?

A valorar las cosas. A mí me quita del circuito un toro de una cornada en Sevilla. Sigues toreando pero no en los mismos sitios de antes ni con la intensidad previa. Otro toro me vuelve a poner en circulación. Se aprende a que hay momentos en los que tu carrera se acaba al no poder, físicamente, ponerte delante de un toro y eso lo valoras. Sabes que en cualquier momento se acaba. 
Aprendes que las cosas que has vivido, por las que has peleado, las que has sentido, por una cosa así se pueden ir y cuando regresas lo valoras con mucha más fuerza. 

En su carrera, ¿Madrid le ha dado todo?

Madrid siempre ha sido para cualquier torero la plaza que le ha salvado la carrera. Yo he resucitado allí. A ella, personalmente, le debo todo. 

¿Qué ha faltado para que Curro Díaz no sea, todavía, un torero de Sevilla?

Pues no lo sé. He toreado toros importantes allí, me siento muy querido pero me considero más torero de Madrid. Yo vivo en Sevilla, la mayor parte del año vivo entre Linares y Sevilla. Me siento bien, estoy con mis amigos, en Sevilla me preparo, pero Madrid es mi plaza. Paso muy poco tiempo en Madrid pero yo tengo que agradecerle a ella todo.

La regularidad, para usted, ¿es un defecto o una virtud en un torero?

Aunque no la tenga yo, es una virtud. Este año estoy teniendo regularidad y lógicamente, a la hora de situarme en un sitio mejor del escalafón, ha sido gracias a ella. La regularidad en el mundo que vivimos es necesaria.

¿La regularidad mata al arte?

Sí y no. Con el tiempo y con la madurez aprendes a entender más toros. Lo que hemos hablado antes de los altibajos, con ellos puedes tener la capacidad de sorprender y con la regularidad la pierdes. Es necesaria y fundamental la regularidad pero todos los días no puede venir ese soplo de la inspiración. Yo agradezco cuando estoy en los momentos buenos, ahora estoy feliz en la cara del toro, esa regularidad la notas.




Una carrera la suya en la que no está el tópico de que los toreros artistas huyen de determinados toros

Este año es algo atípico en mi carrera y ha sido como una demostración para mí mismo por el tema de la lesión. El apuntarme a determinadas corridas y estar bien, cortarles las orejas, también ha hecho posible llamar la atención y ponerme en un sitio de privilegio con el aficionado. Este año era de apuesta. Con la madurez te das cuenta que te pueden servir más toros de más ganaderías y de distintos encastes. Hasta ahora mismo, toquemos madera.

Llega Madrid, ¿esa tarde se jugaba todo?

Sí. Yo este invierno había pensado que me retiraba. No antes de Madrid, este invierno, sin hacer ruido me iba a ir.

¿Se iba a ir?

Sí, sí. Este invierno antes de empezar la temporada. No lo había dicho nunca esto pero lo pensé. En enero no quería torear, veia muchas cosas... En mi vocabulario la palabra injusticia no entra y antes de decirlo públicamente me iba a ir. Un viaje a Colombia me cambió un poco la vida. En ese viaje tuve conversaciones con Jokin y cuando llegué a España cambió pero, dos meses antes de Madrid, no toreaba más, no me apetecía. 
Un viaje a Colombia para torear, el disfrute de unas vacaciones que necesitaba para torear hicieron que allí me volviera a encontrar conmigo mismo. Me reencontré como torero como antes de la del Cura de Valverde, en mi confirmación de alternativa. Necesitaba eso y cuando fui a Madrid sabía que iba a estar bien pero, como te he dicho, dos meses antes le dije al mozo de espadas que yo no toreaba más.

Allí en Colombia, ¿recupera la afición?

Toreando. Con el trato de esa gente, el cariño... Me volví a encontrar conmigo mismo de la forma más natural que era toreando. Habían sido años muy duros de una lesión muy importante. Yo necesitaba eso. Cuando volví de Colombia lo hice nuevo, necesitaba salir. Mi última actuación allí fue un indulto, lo toreé bien y vine a España queriendo ser torero.

No quiere decir la palabra injusticia. Sin la tarde de Madrid saliendo bien, ¿la hubiera dicho?

Yo sabía que iba a salir bien. Iba convencido, feliz. No pienso en lo que hubiera pasado si no sale bien, no lo quiero pensar. Me iba a ir sin hacer ruido, sin decir nada. Me voy y no toreo más. Gracias a Dios no fue así y estamos echando una temporada muy bonita. Ese momento no fue duro, fue de realidad. Había toreado en condiciones duras. Me quedé sin fuelle y empezar una temporada era duro pero gracias a Colombia, a la empresa de Madrid que me puso, y a Madrid, sobre todo, tuvela oportunidad de estar en el circuito.




Cuando dice de condiciones duras, ¿es físicamente?

Si. Era duro torear en esas condiciones. Esa dureza me hizo crecer como torero y como hombre. Yo agradezco muchísimo la dureza con la que toreaba. Tengo que agradecer a como me ha venido la vida. En los momentos difíciles, a lo que he recurrido ha sido a torear y a crecer como torero.

¿Es el torero una vida de escape para usted?

Sí, creo que en mi caso, el toro salvó al hombre.

¿En qué sentido?

La lesión física mía, si no llego a ser torero y querer serlo, yo estaría cojo. El toro salvó al hombre, a la persona. Físicamente me salvó de una lesión que me hubiera dejado inválido de esa pierna de por vida. 

Deseando volver a Madrid ahora

Sin duda. Me quitará el sueño. Lo espero con mucha ilusión. Tengo ganas de agradecer toreando lo bien que se han portado conmigo.

Torero, una pregunta, si usted la quiere contestar. ¿Cómo se repone un torero a una tarde como la de Teruel?

Te voy a contestar, por supuesto, con toda la naturalidad del mundo. Yo lo entendí, tuve la gran suerte de entenderlo. Los toreros nos exponemos a eso y no nos damos cuenta, la gente no se da cuenta, de que el toreo es una obra de arte pero que aquí realmente se muere en el escenario. Yo lo entendí desde el primer momento. Tuve la suerte de que, con toda la tragedia, salió un toro que fue extraordinario de Ana Romero que lo pude torear y entendí esto, la vida. Lógicamente, los momentos de dureza para los toreros se quedan en las habitaciones, para ellos. Entendí el mérito de las familias porque nosotros no nos damos cuenta de que esto es una locura y vivimos por esto. Valoro muchísimo a las familias, a los que nos quieren, que son los que sufren. Nosotros no nos enteramos de nada, queremos ser toreros, buscamos la faena soñada, vivimos para esto, pero hay gente detrás nuestro que lo pasa mal.

La dureza de la habitación para el torero...

Claro, yo te cuento lo bonito que es el toreo. El toreo es lo más duro del mundo pero a la vez lo más bello, lo más bonito. Nos va la vida en ello, nunca mejor dicho. Yo quiero, dentro de la dureza y que no es normal, quiero pensar en lo bonito que es el toreo. La dureza y las habitaciones quedan para uno, pero quiero pensar en el toreo y que vivimos y morimos por un sueño.


Dentro de ese sueño, Bilbao

Sí, tengo la cabeza puesta allí y, bueno, seguir una temporada muy bonita y dura pero haciendo lo que uno quiere y sueña. Como el surfista, buscando la ola.
Aunque te retires de esto sigues soñando con ese toro, con esa faena y con esa plaza. Por eso creo que esto es tan grande y tan bonito porque cada día que empieza, cada día que toreas, es un día nuevo y esa incertidumbre, que es dura, también tiene lo bonito de no saber lo que va a pasar.

Un torero, por lo tanto, ¿jamás se retira?

Nunca, aunque me retire seguiré soñando en el toro, y el día que me muera, seguro que en el cielo me encontraré a muchos toreros, me encontraré a Victor Barrio y torearemos juntos. Creo que ese es nuestro cielo, nuestro cielo es torear. Creo que no hay nada más bonito. Soñaremos y viviremos en torero en otro mundo. No sé como expresarlo pero, por eso, está bendita locura.

En relación a la bendita locura, ¿se lleva parte de razón cuando se dice que los toreros están algo locos?

O muy cuerdos (risas). O vivimos en otro mundo maravilloso, pero no vivimos en éste. Creo que no vivimos con la realidad, vivimos con una pasión que, aunque muchas veces el toreo sea duro, nos hace sentir muy felices. Los toreros somos felices con muy pocas cosas, somos felices con sensaciones y con ilusiones.

¿Esas sensaciones valen más que las orejas?

Valen más que el dinero y fíjate que el dinero es importante. Esas sensaciones, el día que yo me vaya a otro mundo me iré con ellas, pero el dinero, seguro, no me lo echarán. Me iré con esas sensaciones, con lo que yo he sentido. El dinero se quedará aquí o se lo llevará Montoro pero las sensaciones me las llevaré donde me vaya

Torero, para acabar, ¿se siente un privilegiado?

Sí, sin duda. 

lunes, 22 de agosto de 2016

JAVIER JIMÉNEZ HABLA EN BANDERILLAS NEGRAS.


Una de las tardes más importantes de los últimos años en Madrid fue protagonizada por el diestro Javier Jiménez. Una tarde plena de inspiración y torería que le abrió la puerta grande de Las Ventas y que debe ponerle en las ferias sin ningún tipo de duda. Menos de 24 horas después de tocar la gloria del toreo hablamos con el torero sevillano.
Desde aquí agradecer la educación y el cariño del torero que nos atiende superando algún problemilla con la cobertura con un trato exquisito a horas de hacer el paseíllo en un festival.

¿Has digerido lo de ayer?

Estoy en una nube. Esto es algo que cuesta asimilar. Dios me puso en el camino dos toros con los que pude torear y triunfar y en uno de ellos pude cuajar de las faenas más bonitas de mi carrera. 

Por todo, ¿la más importante?

Sí, por la forma en la que pude torear y por la trascendencia, por el resultado, por el sitio...

¿Se duerme ante un éxito así?

Nada. Me cuesta dormir mucho cuando toreo al soltar la adrenalina. Más todavía ayer. He podido dormir unas dos o tres horas ya que he estado en la habitación del hotel sin casi dormir y me he levantado temprano también. Te digo una cosa, ojalá vengan muchas noches así que me quede sin dormir (risas).

¿Esto mejora lo soñado?

Mejora al sueño. Tengo cosas que corregir, como es lógico pero la sensación que experimentas es... Uno se imagina cosas y luego no llegas ni a poder hacer ni un tercio de las cosas cuando toreas. Ayer me llevé la sensación de ver la plaza rugir, tratándome con ese cariño, ver Madrid en pie, la gente quitándote los machos en la puerta grande... Esas sensaciones, en si, las valoro más que a la propia puerta grande.

Volviendo para atrás, ¿cuándo te enteras de que vas a matar esta corrida?

Hace un mes. Tras quedar fuera de San Isidro tuve triunfos en Sevilla y Pamplona y me hacía mucha ilusión ir a Madrid. Es la plaza que te da y te quita y siempre se me ha dado bien. El público me ha tratado siempre con respeto y necesitábamos un triunfo como el de ayer, nos hacía falta. 

¿Cuesta asimilar el tener que ir en verano?

Madrid personalmente me pesa mucho, como a todos los toreros, por la exigencia que tiene y por lo que te juegas. La responsabilidad siempre es la misma vayas en el momento que vayas. Ahora bien, la repercusión también es como la responsabilidad y la presión, muy grande. 

¿Servirá?

Madrid es tan grande e importante que todo lo que hagas sirve. En San Isidro quizás más porque es antes y por la importancia de la feria. No me gusta pensar en y si, y si... Si mi abuelo fuera mi abuela... Yo me quedo con lo de ayer. Me siento un privilegiado por pisar esa plaza y vivir un día como el de ayer. Me servirá algo para esta pero estoy seguro que mucho para la que viene.

Antes de entrar en la tarde, hablemos del lunes. Con la de Partido de Resina rozas el triunfo pero llegan los tres avisos. ¿Cómo logras reponerte?

Me atasqué con el descabello. Son accidentes que uno se los tiene que tomar así. La corrida fue muy importante. Estuve muy a gusto toda la tarde, sobre todo con el primero. 
Lo superé porque ahora me tomo las adversidades como enseñanzas, es algo que he cambiado. Antes me machacaba mucho con los errores. Me lo tomé como un aprendizaje buscando las cosas positivas. También teniendo fe en uno mismo. Las cosas iban saliendo bien en toda la temporada pero no se redondeaban. Sabía que algún día todo se iba a juntar y explotaría. También tengo gente que confía en mí como la cuadrilla y me lo decían. El que resiste gana.

Entremos en la tarde. La tarde arranca con un vistoso quite al toro de David Galván. El resto de la tarde fue pura ortodoxia.

Los toreros tenemos que hacer de todo un poco y creí que era el adecuado para ese toro. A los dos toros los pude torear como entreno y busco, siendo puro. Muleta abajo, trazo largo, cargando la suerte, dando el pecho y con sentimiento. Se pudo ver.

Hablemos del primer toro

Es un toro de los que ves, desde el principio, cogiendo los vuelos, obedeciendo a los toques y además aguantó. Tuvo mucha calidad pero le costaba repetir y sobre todo coger el primer muletazo. Había que engancharlo muy delante. Pude torear muy bien por el izquierdo y me fui muy contento de eso. Me aguantó mucho el toro al ser una faena exigente con tandas largas y de muletazos por abajo.

En esa faena el ajuste fue creciendo hasta terminar en alto, sobre todo tras un enganchón por el pitón izquierdo.

Me gusta torear primero para el toro. Las faenas deben ir de menos a más, hay que torear primero para él. Hay que ser inteligente y cuidar al toro. El enganchón llegó a mitad de la faena, cuando todo se estaba calentando. Todo fue de menos a más.

Y llega el segundo toro

Fue más completo. Todo lo bueno del anterior pero moviéndose y transmitiendo. El toro ideal para Madrid al repetir siete u ocho veces, embistiendo por abajo y aguantando la faena. Un toro excepcional que me permitió expresar lo que uno siente.

Una faena medida.

Cuando todo está tan caliente no hace falta más, te lo pide el público. Di tandas por ambos pitones y acabé por abajo. Fue una faena muy intensa que para mí fue como si hubiera estado una hora por lo que viví, por la intensidad de la gente. Se me queda eso más, como te dije antes, que la puerta grande.

Remates de torería sevillana.

Me salieron ayer bien. En Madrid gusta mucho rematar así y a mí me gusta hacerlos. Fue el colofón perfecto.

Un toreo el de ayer de una clase excepcional, de mucho gusto. Viendo tu carrera de novillero se veía en ti a un torero con oficio pero este gusto no se apreciaba.

Ni yo lo tenía, ni lo sabía. Algo habría porque el fondo está ahí pero no sabía como encontrarlo hasta que di con una persona que me ayudó como José Luis Peralta. Lleva conmigo tres años de matador y el último mío de novillero. Me ha sabido encontrar ese fondo y transmitirme muchas cosas. Me ha dado mucho personal y profesionalmente.  Me ha hecho crecer como persona y como torero. Las 24 horas del día estoy en contacto con él, más que con mis padres (risas). Si entreno cinco o seis horas él está conmigo cuidando hasta el más mínimo detalle: el tobillo, la muleta, el palillo... Todo, ahí ha venido el cambio.

De obligada pregunta. Si le llama una casa grande...

Estoy muy bien con José Luis. Me ha demostrado muchas cosas cuando ha hecho más falta.

Por delante...

Hay algo ahí. Es de justicia. Una puerta grande, como hablábamos, en Madrid debe valer y lo hará. No me preocupa. Tengo una obligación que es hacer lo de ayer y lo hice. Debo llegar, mejorar y triunfar como ayer. Avanzar y mejorar. No quiero entrar en cosas que no dependen de mí, ya que lo que de mí dependía lo hago como ayer.

En ese horizonte, ¿caben las duras con las que triunfaste de novillero?

En la etapa de novillero me han servido mucho. Gracias a esas novilladas duras, dónde me salieron animales complicados y otros embistiendo de categoría, me hice torero. Llegué a la alternativa y me veía sobrado, dentro de lo que cabe, para matar los toros. De esas, un encaste que me gusta es Santa Coloma ya que he lidiado corridas suyas y novilladas en las que he estado muy a gusto. La Quinta, especialmente, me enamora.

Hay un hueco en Sevilla...

Imagínate. Ojalá. Me fui con sensaciones extraordinarias este año. Es un pedazo de cartel, en San Miguel... Lo estoy deseando, imagínate.

Para acabar torero, obligado darte las gracias por ayudar a recuperar la esencia del verano madrileño

Entre el año pasado y este las cosas han salido muy bien. Me alegro de eso ya que es importante recuperar ese verano por la importancia que siempre ha tenido.

P.D. Gracias a Antonio por animarnos a ver la evolución del torero y por facilitar esta entrevista. Gracias también a apoderado y diestro por las facilidades y cariño puestas en la misma. 

"A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO"

La "Gran" Otero es de esos animalistas y votantes del pacma que diferencian entre el sufrimiento de unos u otros animales, según les convenga.

La "Gran" Otero pidió el voto para el PACMA en plena jornada de reflexión, junto a otros "grandes" como Risto o una tal Pilar Leire. Fue una de las abanderadas de la causa animalista en las pasadas elecciones y puesta, entre otros, como ejemplo por el partido defensor de los animales.

Pero claro, no se puede ir dando lecciones si en realidad lo que te gusta es  disfrutar de la buena mesa y además ir alardeando de ello por las redes sociales. Y esto precisamente fue lo que le pasó a la "Gran" Otero, que tras pedir el voto para el Pacma, el pasado sábado se fotografió con unos exquisitos bogavantes dispuestos a ser devorados por tan insigne amante de los animales. Ya le pasó también hace unos meses con un exquisito rabo . ¿Sabe la "Gran" Otero el sufrimiento de esos bogavantes antes de ir a la mesa?. El bogavante suele cogerse preferentemente vivo y ser cortado, así sin anestesia. Otras veces lo meten directamente en agua hirviendo también vivo.

Pero claro, el bogavante no es algo con lo que pueda identificarse a España, no es un símbolo de eso que llaman "españolismo", como ocurre por ejemplo con los toros,  y además debe ser un animal de "segunda", pues de lo contrario no se entiende que se dé ese festín y además lo difunda por las redes.....

Pidiendo el voto para PACMA en la jornada de reflexión


Ahí puede verse el excepcional trapío de esos deliciosos bogavantes

JAVIER JIMÉNEZ TOCA LA GLORIA, !VIVA EL TOREO! (LAS VENTAS 21 AGOSTO)


Foto: Aplausos.

La tarde de hoy empezó a rondar en mi cabeza cuando dos amigos, de los que me fío a pies juntillas, me contaron la tarde de Javier Jiménez en Málaga con Partido de Resina pese a los tres avisos. Dos grandes aficionados que jamás han regalado el piropo.
Eso, más las buenas sensaciones de David Galván que llegaban desde el Sur y los recuerdos de Emilio Huertas, hacían de la tarde de hoy una gran ilusión para que la tarde fuera buena y el verano venteño recuperara parte de su grandeza. Todo me animó a ir con un amigo a Madrid.

Con un calor sofocante, que convirtió la piedra en un hierro candente, arrancó el paseíllo. Abrió la tarde Emilio Huertas para confirmar ante un precioso toros de Bañuelos. El recibo quiso enseñar una época de dominio capotero pero sin terminar de romper. En la muleta el astado se vino arriba imponiéndose a la voluntad de un diestro que no terminó de encontrarle los tiempos y las alturas al animal. Madrid, comprensiva, le respetó. OVACIÓN.

David Galván saludó con buen gusto a su primero tras haber dejado una grata impresión en el quite al toro de Emilio. Cuidó, como se debe, la lidia dejando al de Bañuelos lucir su casta y a Esquivel su dominio de montura y puya. En la muleta el astado sacó cierta fiereza que encontró delante un diestro firme, sin dudas. Toreó David para él, sin artificios y dando el pecho con una idea de toreo puro. En el tercio ligó muletazos que hicieron rugir a Madrid. La espada dejó todo en una clamorosa OVACIÓN para toro y torero.

Javier Jiménez mostró variedad en su quite al toro de Galván. Esa variedad se convirtió en toreo caro en el suyo. Un animal muy bueno en la muleta al que toreó con gusto por ambas manos mejorando el ajuste a medida que avanzó la faena. Los remates, COLOSALES, y los naturales enseñaron un toreo carísimo. Estoada y OREJA de gran peso.

El cuarto manseó de salida atropellando a un firme Galván. La lidia fue la peor de la tarde con un tercio de banderillas más que mejorable. En la muleta David estuvo firme pero se pasó de faena ante un animal a menos. Por lo menos evitó los tres avisos. SILENCIO.

El quinto volvió a levantar la tarde. Un animal precioso que fue a más y que desbordó a Emilio Huertas. No se le pueden reprochar las ganas con un cambiado de vértigo y sin volver nunca la cara. Eso quedó en poco en una tarde de tan buen toreo pero los suyos pidieron una innecesaria oreja que el palco, antirreglamentariamente pero según el peso de la tarde acertadamente, no concedió. VUELTA AL RUEDO por su cuenta. Grande con los palos José Otero.

La traca final llegó en el sexto. El rún rún de la puerta grande acompaño al torero desde que salió a la arena. Dominó la lidia con remates preciosos con la capa y todo apuntaba a lo que llegó en la muleta. Torero cadencioso, sentido, propio y de lujo por ambas manos con remates elegantes y por abajo. Madrid rugió como las tardes más grandes y el torero se abandonó a crear ante la grandeza del de Bañuelos. Un sueño sin paliativos en una faena corta, medida, a la que solo la espada alejó del doble triunfo. OREJÓN en faena memorable y puerta grande de ley.

Gran corrida de Bañuelos, con animales de gran interés y con una punta de casta interesante. Algunos mansearon pero siempre a más. Al acabar el festejo el mayoral fue obligado a saludar en el ruedo.

TARDE INOLVIDABLE EN MADRID QUE DEBERÍA LANZAR A JAVIER JIMÉNEZ POR SU TOREO PRIMOROSO. GRAN CORRIDA DE BAÑUELOS Y GRATÍSIMA IMAGEN DE DAVID GALVÁN. EL TOREO SE REIVINDICA EN EL ATACADO VERANO MADRILEÑO EN UN FESTEJO BIEN HECHO. 
AHORA TOCA COMPROBAR SI LA APERTURA DE CARTELES ES REAL O ES TODO UNA GRAN MILONGA.

sábado, 20 de agosto de 2016

TOQUE DE ATENCIÓN DE COLOMBO ANTE UN ENCIERRO IMPONENTE (ESCALONA 20 AGOSTO)




La tarde de toros celebrada hoy en Escalona ha llevado un único nombre, Jesús Enrique Colombo. El venezolano, jugando en casa, ha cuajado una tarde que deja ambiente para seguirle ante una muy seria novillada de Sepúlveda de Yeltes.

Los dos novillos que cupieron en suerte a Colombo tuvieron la seriedad de su presencia astifina y cuajada dando importancia a todo lo que se les hacía. En su primero, soso, supo ligar con solvencia tandas por ambos pitones basándose en firmeza de plantas y las ideas claras. El trasteo conectó con los tendidos que le otorgaron el doble trofeo tras un auténtico puñetazo con la espada.

En el quinto siguió su buen tono con un tercio de banderillas de buen nivel y una firmeza y dominio de la escena suficientes para triunfar ante un novillo anodino. Sin dudas y con claridad arrancó dos orejas generosas pero sin un pero a su labor.

El resto del festejo dejó un toro enorme de Alcurrucén que empujó en varas con calidad y se dejó en la muleta. Guerrita supo aprovechar las inercias del animal sin apreturas y el acierto con la espada le dio el doble trofeo.

En el cuarto, algo más escurrido, no se acopló pasando su labor en silencio.

Álvaro García tuvo una tarde francamente mala. En su primero no se confió y no ligó una tanda enfadando a los tendidos. En el sexto más de lo mismo y con la benevolencia del palco evitando los tres avisos. 

JESÚS ENRIQUE COLOMBO DA UN SERIO TOQUE DE ATENCIÓN ANTE UNA NOVILLADA SOSA PERO DE GRAN TRAPÍO DE SEPÚLVEDA DE YELTES. LOS DOS TOROS DE ALCURRUCÉN SERIOS Y DEJÁNDOSE ANTE UN VOLUNTARIOSO GUERRITA.

Plaza de toros de Escalona con dos tercios de entrada en los tendidos. Se han lidiado dos toros de Alcurrucén (1 y 4), de buen juego, y cuatro novillos de Sepúlveda de Yeltes, descastados. Todos muy serios.

Guerrita Dos orejas y silencio
Jesús Enrique Colombo Dos orejas y dos orejas
Álvaro García Silencio en ambos

FRANCISCO JOSÉ PALAZÓN HABLA EN BANDERILLAS NEGRAS


Seguimos hablando con los toreros que brillaron en el Alfarero de Oro de Villaseca. Hablamos con un diestro de Alicante con la suficiente categoría de crear obras que permanecen en la memoria, algo al alcance de los elegidos. En estos momentos atraviesa el duro banquillo con ilusión y las ideas bien claras. Hablamos con Francisco José Palazón.


¿Por qué decide ser torero?

En su momento mi padre lo intentó. Yo sabía eso pero nunca se hablaba de ello, nunca se contaba ni una anécdota de ello. La decisión la tomé de forma muy madurada cuando vi que no era un juego. En ese momento di el paso.

¿Por qué no hablaba su padre de ello?

Mi padre tiene 81 años. Quería ser torero en los cincuenta. Era el mayor de los hermanos pero no llegó ni a debutar de luces. Es un buen aficionado. Aunque me llevó a las corridas nunca viví ambiente taurino.

¿Nunca le animó?

No. Yo logré apuntarme a la escuela gracias a mi hermana, sin ella no.

¿Cuando cambió?

Cuando me vio con mi primer becerro. En ese momento le entró la ilusión de padre al ver que no era tan torpe. Siendo su hijo me vería mejor de lo que estuve.

Usted entra en la Escuela de Alicante.

Yo entrenaba por mi cuenta en el pueblo. Me enteré un sábado de la inauguración de la escuela y mi padre me dijo que no, cuando le propuse que me llevara. Mi hermana dijo que fuésemos en bus y al final nos llevó mi padre. Fueron cuatro años en los que, en dos, estuve de número uno.

Llega el debut con caballos

Toreé mucho en la sierra de Madrid sin caballos para afrontar los gastos. Era allí dónde estaba el dinero y echaban novillos fuertes. Aún así noté la diferencia al debutar con caballos. El segundo año fue muy bueno.

Hay un momento clave

Tras debutar me pusieron en agosto y me cogió el novillo. Luego me volvieron a poner en otra feria y cuajé un novillo yendo a Tendido Cero con Fernández Román.

Triunfa en Villaseca

Llegué con tres cornadas en un mes. Estaba pasando una época difícil. Me acuerdo que esa tarde un hombre que me ayudaba, Poveda, me dijo que tenía que ligar novillos. Tras triunfar allí acabé muy bien la temporada sobreponiéndome al duro verano.

¿Qué supone para el toreo?

Supone un aliento para cualquier novillero. Un aliento y una ilusión. Este modelo es sensacional para el novillero. Cuando fui no era igual que ahora. Han hecho las cosas bien y así les va. Es un proyecto sensacional para la fiesta.

Y llega una alternativa soñada compartiendo cartel con la dinastía Manzanares

Totalmente. Muchos amigos me envidian, ¿Qué torero no querría esa alternativa?.

Pero llega el parón.

Siempre digo lo mismo. El parón vino porque no siempre hacemos las cosas bien. Como persona nos equivocamos y yo me equivoqué. Me llevaba muy bien el Gallo de Morón y le dejé. Quizás fue por eso. He resistido, es muy duro decirlo. Cuando tú ves algo imposible es más fácil tirar la toalla pero cuando ves que algo se te da bien, te agarras. Te puedes agarrar por vocación, por convicción, las circunstancias de la vida te deben acompañar.

Usted vuelve a escena con una gran faena en Hogueras

Ese año se puso bien pero por circunstancias llegué a Madrid, estuve bien pero no para que sirva según está el toreo. No me refiero a los despachos. O estás al nivel del toreo que es muy alto o es muy difícil. A lo mejor se pudo haber explotado más ese año. Por unas cosas o por otras me volvía a quedar parado el año siguiente hasta hoy.

¿Cómo se prepara para las escasas oportunidades?

Sufriendo físicamente. Esa es mi base de preparación. Doy todo lo que está en mi mano para no parar y sufrir. Es muy duro pero, luego, delante del toro hay que hacer el esfuerzo. Nunca doy una hora por perdida, pienso en el toro continuamente, busco tocar todos los matices para que no falle nada cuando llegue la oportunidad.

¿Nunca ha pensado en irse?

Sí, pero hay gente que confía en mí. Me veo con Alicante delante y con ilusión aguanto. Toreas, el año que viene otra vez y piensas que no quieres tirar otra oportunidad que otros no tienen.

¿Todo pasa por Madrid?

Cuando me ponen en Alicante pienso en que la gente que me vea hable bien de mí, que les guste lo que vean. no pienso en Madrid. Ir a Madrid, está claro, es fundamental.

jueves, 18 de agosto de 2016

¡ VIVE LA FRANCE !

El próximo 1 de octubre, Emilio de Justo hará su segundo paseíllo de la temporada y una vez más será en Francia. Esta vez en Mont de Marsan ante una corrida de Victorino Martín y con Curro Díaz y Alberto Lamelas completando el cartel.

Tras su triunfo en Orthez donde salió a hombros ante una complicada corrida de Hoyo de la Gitana, Francia vuelve a contar con el cacereño, demostrando que allí el que triunfa vuelve a tener su oportunidad.

Mientras tanto aquí en España es todo lo contrario. Tras su encerrona triunfal en Hervás el año pasado y esa gran faena a "Milhojas" de Victorino Martín , este año quedó fuera del cartel de la localidad cacereña. Su triunfo en Almendralejo tampoco le sirvió para volver a hacer el paseíllo en el coso pacense y como ya hemos contado aquí en Banderillas Negras, algún "entendido" decía que no tenía categoría para torear en una portátil como es la de Miajadas.

En Francia podrán disfrutar de nuevo del torero extremeño y ojalá vuelva a salir triunfal de una tarde tan importante en su carrera. Desde Banderillas Negras le deseamos toda la suerte del mundo.

miércoles, 17 de agosto de 2016

DEJEN PASO A UREÑA

Ya pueden seguir los de siempre diciendo que se han abierto esta temporada más que nunca  los carteles , aunque tienen en parte razón, porque la cerrazón que ha habido durante años no era difícil de superar, pero la realidad , como ya hemos expresado en otras ocasiones, es que esa apertura ha afectado sólo a dos toreros, López Simón y Roca Rey, que han sabido aprovechar esa oportunidad y cuentan sus tardes por triunfos. Luego está José Garrido, al que le ha pasado factura su paso por Sevilla y Madrid, donde no ha tenido toros para poder dar un golpe en la mesa.

A parte de esto, la historia es la de siempre. Pero hay un caso que realmente nos sorprende y no es otro que el del murciano Paco Ureña. Un torero que después de como toreó en Sevilla y Madrid, ha estado prácticamente un mes sin torear , desde julio a agosto. ¿Creen que esto es normal?. Ayer en Málaga cuentan que estuvo extraordinario , pero aún así sigue sin entrar en todas las ferias y sin encontrar un hueco en esta gran apertura de carteles que algunos pregonan. ¿Quien o quienes son los culpables de que Ureña haya estado un mes sin vestirse de luces?. ¿A quien molesta Ureña?

Les dejo la crónica de ayer en Málaga de Álvaro Acevedo para Cuadernos de Tauromaquia. Creo que expresa claramente la situación del murciano.

EL MURCIANO DE MIRADA TRISTE

Por Álvaro Acevedo.

"Tras su apabullante paso por Sevilla y Madrid, y por su, a veces, asombrosa manera de torear, muy en redondo y muy asentado, me llama la atención que el nombre de Paco Ureña no tenga más presencia en carteles de glamour. Unos dicen que es porque tiene cara de pobre, otros, que porque llora mucho, y otros, como este periodista, opina que toreando así hace daño a más de uno y a más de dos. Y claro, al lado de dos figuras del toreo es preferible poner a otro más guapito, con más nombre y, sobre todo, con menos peligro que el pescao en blanco"

Seguir leyendo crónica completa aquí : http://www.cuadernostm.com/blog/el-murciano-de-la-mirada-triste/#.V7QW0DVCbLh

Banderillas Negras lo conforman Milinko y Alcobendas, por lo que las opiniones de cada uno son independientes y siendo responsable de las mismas aquel que las firma no teniendo necesariamente que estar de acuerdo los administradores entre si.

Los Administradores de este blog se reservan el derecho de no publicar aquellos comentarios que por su contenido no sean respetuosos para con los miembros del Blog y respecto a terceras personas a las que se haga mención. Se evitarán descalificaciones e insultos. Se prohibe utilizar los comentarios como medio publicitario o de promoción de productos y servicios, o para anuncios y divulgaciones con fines lucrativos. No se admiten contenidos contrarios a la ley. El Administrador del Blog, se reserva el derecho de la moderación cuando se incumpla cualquiera de las presentes normas o cuando, a su juicio, la entrada o comentario vulnere de alguna forma la libertad de expresión, el derecho ajeno y/o la ley.

Por otro lado, el blog no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios del mismo, ni de las manifestadas en los blogs incluidos en el blogroll.